Colau subvenciona a sus chatarreros con 364.158 €, ocho veces más de lo presupuestado

Colau subvenciona a sus chatarreros con 364.158 €, ocho veces más de lo presupuestado

 

Colau subvenciona a sus chatarreros con 364.158 €, ocho veces más de lo presupuestado

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha multiplicado por ocho el presupuesto inicial que se había acordado para la cooperativa de chatarreros que actúa en la Ciudad Condal. Así ha pasado de 44.674 a 364.158 euros.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, concedió a la cooperativa de chatarreros un total de 364.158 euros en subvenciones durante 2018. La cifra supone, además, un 715% más de lo previsto en las cuentas presupuestarias de la ciudad.

Alencop SCCL, que así se llama la cooperativa, es un proyecto apoyado por el equipo de gobierno de la Ciudad Condal. Nació promocionada por Colau como fórmula para paliar la suciedad urbana. Reúne a 29 trabajadores procedentes de una decena de nacionalidades del África subsahariana y un equipo técnico de ayuda, según puede consultarse en su propia página web.

 

Esta cooperativa se embolsó más de 360.000 euros durante el pasado año, una cantidad que no estaba presupuestada. Desde su creación en el año 2015, poco después de la llegada de Colau al gobierno municipal, la entidad ha disfrutado de todo tipo de ayudar procedentes del bolsillo del contribuyente.

Colau calculó en los presupuestos de 2018 que los chatarreros necesitarían un total de 44.674 euros para desarrollar sus labores, entre las que se encuentra la recogida de electrodomésticos o el vaciado de viviendas.

La cantidad presupuestada por Colau (44.000 euros) resultó ser muy lejana de la que finalmente el ayuntamiento ha concedido a los chatarreros. Como puede observarse en los datos que ofrece el documento de ejecución de presupuesto, la cifra ronda los 365.000 euros. Es ocho veces mayor a la que se calculó inicialmente.

 

Con este dinero, entre otras cosas, la cooperativa estrenó el pasado mes de abril una nave industrial de 750 metros cuadrados en el polígono del Bon Pastor del distrito barcelonés de Sant Andreu, donde ha puesto en marcha nuevos servicios de gestión y reutilización de residuos y una tienda de segunda mano.

Con esta asociación de chatarreros Colau realizó un intento se solucionar, en parte, uno de los grandes problemas de Barcelona: la suciedad. Sin embargo, esta medida resultó muy polémica, sobre todo por el trato de favor que la alcaldesa ya había mostrado con los manteros (los cuales disponen de otra asociación propia y subvencionada).

Con los manteros

El Ayuntamiento liderado por Ada Colau ha otorgado en subvenciones por un importe de 317.000 euros a la Asociación de Manteros durante 2018. La cantidad final supone también un aumento considerable respecto a la cantidad presupuestada: un 49,4% más.

 

De los 317.340€ que han financiado a la asociación, únicamente 212.340€ se habían incluido en el presupuesto municipal.

Menos para los comercios

Los datos de liquidación del pasado año también reflejan otra gran diferencia entre lo presupuestado y lo finalmente invertido.
Colau estimó un gasto para la promoción del comercio de Barcelona de 6.84.745 euros. Finalmente, estas ayudas a los comerciantes se han visto rebajadas en un 32,8%.

Alberto Fernández, presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, ha criticado duramente este gran incremento de ejecución presupuestaria llevado a cabo por Colau.

 

Quejas del PP

Alberto Fernández, presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, ha criticado duramente este gran incremento de ejecución presupuestaria llevado a cabo por Colau.

En este sentido, Fernández ha reclamado a Colau “que justifique el motivo para multiplicar exponencialmente la subvención a los chatarreros, cuando en paralelo, recorta las partidas de apoyo a las familias, a la atención de la infancia y la adolescencia, y las subvenciones al IBI a personas con escasez de recursos, o viudas”.

El Grupo Popular presentó alegaciones al presupuesto 2018 para pedir la eliminación de estas transferencias directas a través de subvenciones ideológicas otorgadas por el Gobierno Colau.

Finalmente, ha recordado que ya en 2017 el interventor municipal cuestionó las adjudicaciones directas realizadas por el gobierno Colau, al considerar que las subvenciones deben hacerse de manera excepcional y no de manera recurrente”.

 

Compárte en tus Redes Sociales!!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario